Danae Tapia’s Business Empire – Marzo 2022

Un viaje a Nueva York
en medio de la lucha contra el cinismo
para volver a la magia,
me ayuda Mariana
desaparezco completamente
y me entrego a la fascinación.

La CIA nos dice que hay que odiar al ruso,
al hombre sobreviviente que se opone al declive occidental,
al hombre al que no le enseñaron a ser débil,
al hombre que toma una responsabilidad.

(Qué risa viajar a Estados Unidos y que un paco del aeropuerto se haga el detective para ver si te queris quedar ilegalmente VIERAI LAS GANAS QUE TENGO DE VIVIR EN ESTE BASURERO)

Este mes aprendí un poquito más sobre Andy Warhol, me gustó su vinculación con temas como los negocios, el Test de Rorschach y el arte religioso. Me hace pensar en cómo mi propio arte podría intersectar con esos asuntos, por el momento se me ocurren las artes divinatorias, el arte comunista, el arte religioso. También le he dado muchas vueltas a la incorporación de palabras en obras de arte, cómo siempre me ha parecido una manifestación de la poca capacidad de expresarse fuera de lo lingüístico, algo así como una salida fácil. A la vez, las palabras son prácticamente lo más importante que tengo. Pienso en las letras de canciones, la poesía más importante de mi vida, dispositivos literarios de características oraculares también. Me dediqué a reflexionar sobre todas estas cosas en un hotel muy lindo en Harlem propiedad de una señora japonesa que me dio un trozo de la torta más rica que he comido en mi vida, una obra de arte.

Qué entretenido que es jotear,
di una clase magistral en el Little Italy del Bronx,
luego con Selma fuimos a un speakeasy
y escuchamos jazz en el lugar donde Billie Holiday nació.

Cuando vuelvo a casa, con expectativas y emoción,
me entero que los mapuches le han disparado a la ministra del interior,
y debo ver a mucha gente tonta ¡Cuánta frustración!
En una línea paralela, con mi amiga Sonia, apenas podemos contener el horror.
El Javi insiste que estamos en la decadencia de occidente ¿Tendrá razón?
Concluimos que son procesos muy largos y que poco podemos hacer, derrotismo y desolación.

Al día siguiente me suben el sueldo, trato de estar más alegre. El horóscopo me dice que enfrente las cosas de mi vida espiritual que me dan temor. Dice también que mantenga la calma, pero la astrología no entiende que me cuesta demasiado no ser pesada con la gente que me cae mal, especialmente con el hombre más desagradable de Eendrachtsweg. Y leo una especie de autoayuda que no sé si sirve, creo que me es más útil Marta Brunet, Stephen King, encarnaciones de la verdadera vida espiritual. Con los cuentos de Brunet siento ganas de volver a Chile. Me pasó en particular con una historia sobre viejas que tienen su casa con adornos muy cuidados. Me recordó a la Tita y a mi bisabuela Blanca. El problema, evidentemente, es que la historia se desarrolla en un Chile que ya no existe y, en consecuencia, un Chile al que no se puede volver. También vi la película del juicio de Juana de Arco de Bresson y era tan obvio que Juana de Arco soy yo.

Me quedo con la criptología de Twombly, con Waters haciendo una película en un día sobre una noticia que pasó ese mismo día. Con el humor de Charlie que se queda en la casa y vemos rutinas de Jim Carrey, le cuento de mi frustración por estar en una residencia artística con una mujer que quiere hacer un modelo 3D open source de su vulva y él me dice con su acento de la BBC “that idea is like a parody” y sólo escucharlo me da risa ¿Cómo sería la vida sin estar atrapada todo el rato? Sin sentirse medio paranoica, híper vigilante, pensando permanentemente que la gente es tan demandante. Las ganas de que te dejen sola que conviven con la certeza de que hay que vivir en sociedad. Quizás solo tengo que pensar en esto:

Un poquito de miedo – Febrero 2022

Me seleccionaron para el programa de bellas artes más prestigioso de este país y me emociona, me da orgullo, pero también un poquito de miedo. Un poquito de síndrome del impostor.
(Extraño al Javi, el hombre más hermoso el mundo, todo lo mío es para él)
O sea ahora tendré que ser artista profesional. Si eso va a pasar tengo que volverme loca, na de weás para quedar bien.

Los 2010s fueron exactamente así
Y Bill Gates es un nerd
Cosas que me hacen soñar con esa mujer bonita de la que me pongo tan celosa.
La sombra.
Yo misma
y mi relación con los hombres de quienes amo tener su atención.
Arte, arte,
arte es el final de La Fiera cuando el Echaurren le dice a la Catalina Chamorro “yo hice todo lo que tenía que hacer”
y después tener pena pensando que hubo dos personas y que cada uno hizo sólo la mitad de lo que tenía que hacer.
La ebriedad con los artistas europeos que me quieren, las ideas excelentes que me dan ¡Cuánta suerte! ¡Qué irreal!

Pero también este es otro mes en el que odio trabajar, otro mes de sentir asco de la plata que la CIA invierte para desestabilizar al mundo. Me acordé de cuando fui a Budapest, uno de mis primeros viajes de trabajo, yo y mis amigos estábamos embalados muy huasamente con aquello pero a la vuelta recuerdo haberle dicho al Cristóbal “no me quiero convertir en uno de ellos” y siento la necesidad de invocar esa posición nuevamente. No quiero convertirme en uno de ellos, no quiero ser como la ██████ █████, no quiero saber sus cahuines, yo soy más bacán, más cool, hay cosas más emocionantes esperándome allá afuera en el mundo.

Tengo un poquito de miedo, siento que está rara la vida y si bien no quiero cagarla también me da paja hacer estrategias para que las cosas funcionen como corresponden, fui donde el Hans a ver si se me pasaba esta sensación, quizás son las noticias y el contexto mundial horrible. También puede tener que ver con los contenidos que consumo, como cuando el Javi decía que le atrapaba leer libros que analizan problemáticas sociales que concluyen que todo es penca por muy acertados que sean. Como el libro que me leí sobre máquinas y ludismo. Mi gran acto de revolución radical al respecto fue desinstalarle la función de autocompletar a mis aparatos electrónicos. Wow, soy la Thomas Sankara de los millenials aproblemados. Escucho a lo lejos que en un departamento de acá hay gente cantando Adele a todo chancho, me da risa y pienso que mejor me voy a dormir.

Una bruja, una artista, una panadera – Enero 2022

Chile me cargó a los quince minutos tal como dijo el Camilo que pasaría, intentaron asaltarme, está todo feo, puro me cuentan historias sobre delincuencia. Es muy triste, ni siquiera me da rabia como me daban rabia las cosas pencas de Chile en el pasado. No sé como mi mamá saca fuerzas para vivir acá: las precauciones para no ser asaltada o violada cuando va al trabajo, la aberración de la subcontratación con la que tiene que lidiar, estar paranoica para proteger la casa. Realmente el país descrito en las redes sociales y los medios de comunicación es una burbuja. Anhelo llegar pronto a Castro y descansar profundamente, ojalá también que con los días me aproblemen menos estas cosas y que con mis amigos sepamos estar felices. A ti y a tus hueás estúpidas no te voy a pescar.

Tanto ruido que hay en Gran Avenida
la pieza en la que crecí
mis hermanos igual de locos que yo
¿Qué fue lo que pasó?

Hago una lista de las personas que quiero ver pero no sé si lo conseguiré. Tanta gente pasándolo como el pico. El Andrés tuvo que cancelar la cuenta de Criterion porque dijo que el delivery lo tiene gordo, alcohólico y pobre. Y ver cómo a tantos amigos se les frieron las neuronas por tanta marihuana. Mi mamá tiene en su velador una libreta donde escribe un texto que se llama Soledad. Meterse a redes sociales a ver el desfile de gente sin asunto. Vaya vertedero. En una reunión tuve que nuevamente contener mi rabia para no responderle una pesadez a un weón tonto. Me costó pero después de unas horas supe que había actuado con sabiduría. Me ayudó leer mi horóscopo del día y que dijera explícito que no me metiera en problemas, creo que ese es uno de los beneficios prácticos de la astrología y las creencias populares: te permiten pensar un dilema por un rato más y así reducir las posibilidades de hacer estupideces. De todas formas tengo rabia por tu realidad parvularia y tengo rabia porque es demasiado insoportable que en este país todos están adorando a los cuicos. Me he dedicado a llorar caleta. Certezas y sabidurías que me gusta tener: amo al Javi, prefiero estar con mi mamá que con mis amigos, sólo le quiero dedicar mi tiempo a gente obsesionada, apasionada, gente que no le tiene miedo a irse a la chucha, creo que esas personas son el Camilo y el Milton. Pensé en el concepto “legacy friends” y me dio pena. Odio que la gente tenga el pensamiento tercerizado. Mi mamá tiene la casa tan bonita, me gusta estar acá, me emputezco a veces con la ducha que funciona tan mal pero creo que es el único detalle. También estoy harta de la monotonía de esta realidad congozuela de Chile, me consume mucho ancho de banda mental, es una decisión extraña y difícil irse del país donde crecí pero ha sido la decisión correcta. El tío del Javi me fue a dejar a la casa en su auto roñoso y puta el weón simpático, estaba lanzado a pensar cosas locas y me pareció admirable que lo hiciera a pesar de ser viejo. Me afectó y me dio pena que estuviera en una situación en la cual gente de su propia familia le hincha las pelotas todo el día, creo que su historia es una enseñanza que quiero atesorar para no terminar atrapada en compromisos indeseables, para lograrlo creo que es importante tener sabiduría en los años de juventud y estar permanentemente atenta de no meterse en cachos y no permitir que te pasen a llevar. Me interesan los imanes. Sólo quiero estar con mi mamá y los animales. Y con el Javi obvio. Y con el Camilo y con el Milton. De todas formas tengo terror de que mi test de corona virus salga positivo y no poder volver a Rotterdam. Echo de menos mi casa, nuestro universo con el Javi que está construido bajo las lógicas de la paz y la tranquilidad. Gran Avenida tiene prisa y tiene calma. Amo al Andrés, amo al Camilo, estoy demasiado agradecida de que me quieran. El Cristóbal me fue a ver, también lo amo. Fue tan fuerte el momento en que el Milton me abrazaba como a las cinco de la madrugada y me decía que yo era talentosa y que tenía que escribir, le pregunté si me lo decía en serio y me respondió que obvio que sí. Lo quiero tanto.

¿Cómo se deja de tener pena?
Donker en licht.

En mi último día en Chile me doy cuenta de lo mucho que voy a extrañar a mi mamá, me dan ganas de llorar cuando me dice “mi princesa”.

Las dificultades vitales encontradas generalmente en una mujer derivan de la identificación inconsciente con el ánimus, o de su proyección en la pareja, lo que genera un sentimiento de desilusión respecto de la persona real.

Vi Kiki’s Delivery Service y aprendí que al ánimus hay que salvarlo porque pende de un hilo que está atado a un globo aerostático que se desinfla delante de toda la ciudad. El ánimus te invita a unas fiestas pero tú lo rechazas (¡Cuántas veces me ha pasado eso!). El lenguaje en común con los animales se pierde y hay que aprender a volar nuevamente. Soy una bruja, soy una artista, soy una panadera ¡Que viva la vida!

Me Buscas Todos los Días – Diciembre 2021

Qué excelente que estuvo
el partido fue una locura,
me estaba riendo en un devaneo
pensando en ti.

Comidas chilenas deliciosas
y el actor Francisco Melo.
Veintidós espejos se aproximan
con entusiasmo y talento.

A la droga del consumo le digo no.
La sombra no soy yo, no, no.
Controlaré mi situación
en medio de estas nubes que se mezclan
la belleza se me confunde
pero debo pagar la deuda.
Quizás nunca seré la mejor
mas los días los comenzaré con
Buenos Días Señor Sol.
Y un beso para todos.

Málaga
Hermosura
El hombre que más me quiere
Me cuida
Y me enseña que
EL ANCHO DE BANDA ES LIMITADO

Drogarse y perderse,
otra vez involucrarme demasiado,
estar a punto de perder el control
pero 1636 me mantiene el corazón enderezado.

Como siempre, extraño a David Graeber,
mientras recibo lo que me hace sentir más sucia.
Me tomo un tren a La Haya y mirando por la ventana me pregunto:
¿Quién me podría ayudar para que todo esto tenga un poquito de sentido?

<3

¿Por qué hay tantos artistas buenos que se acercan a ideas de derecha?

Siempre ha sido notorio el resentimiento de los sectores de derecha por tener muy pocos referentes culturales que adscriban a sus ideas. Por otro laso a la izquierda nunca le faltan nombres en el mundo del arte con quien aliarse para sus propósitos políticos.

Sin embargo, existen no pocos casos de artistas extremadamente talentosos que, por lo general cuando ya están viejos, comienzan a adoptar ideas propias de las facciones conservadoras.

En un principio es difícil entender casos como el de Yukio Mishima, uno de los mejores escritores del siglo XX, una persona con una evidente sensibilidad para registrar lo más profundo de la condición humana, y su decisión de dedicar los últimos años de su vida a formar un ejército paramilitar y finalmente suicidarse en medio de un fallido golpe de estado.

O el caso de Morrissey, cantante que magistralmente interpretó ideas en clara conexión con la justicia social como el odio al trabajo y la brutalidad de la industria de la carne, y que en los últimos años ha manifestado su preferencia por ideas que son interpretadas como nacionalistas y conservadoras.

En mi opinión, esta aparente disociación no es tal. Los artistas buenos son buenos por su visión anti conformista, una condición que en los más talentosos excede las lógicas partidarias. De esta forma se explican situaciones como la relativa simpatía de Jorge Luis Borges por los gobiernos autoritarios o la ferviente religiosidad católica de Gabriela Mistral.

Considero además que el complemento de todo esto es el carácter tradicionalista al interior de los organismos oficiales de izquierda, los cuales combinan una moral que privilegia la victimización con la presencia de individuos que, desde el trauma o la legítima convicción, vieron como un fin la posibilidad de encontrar un lugar de trabajo y una comunidad estable. Por lo mismo, estos grupos de izquierda, condenan firmemente a quien cuestione sus ideas políticas, ideas que en cierto punto, se transformaron en dogmas tan infranqueables como los del partido más de derecha. Un ejemplo muy claro de esto es la crítica severa que recibió Raúl Ruiz por su película Diálogos de Exiliados en la que satirizó a la comunidad que vivía en Francia escapando de la dictadura de Pinochet, caracterizándolos como flojos, altaneros y totalmente desconectados de la realidad popular.

Finalmente, la contradicción obedece a que se trata de un problema de dos esferas de órdenes demasiado distintos: el arte y la política. Por esto creo que este análisis permite distinguir a los artistas que se aproximan al arte como un trabajo racional en contraposición con aquellos que son artistas por razones casi espirituales, porque no lo pueden evitar. Los primeros encajan bien en la orgánica partidaria con sus obras “con significado social”, y los segundos difícilmente podrían comprometerse con una militancia política tradicional porque, en palabras de Andrei Tarkovsky, son sirvientes de aquella fuerza que los hace crear.

No es que Morrissey, Mishima o Knut Hamsun se hayan vuelto seguidores de las ideas de Milton Friedman, por supuesto que no. Por el momento simplemente siento mucha curiosidad por el proceso que los lleva a seguir esas ideas fachas, lo asocio un poco al momento en que las visiones progresistas del pasado se convierten en el establishment del presente. Evidentemente los mejores artistas nunca serán el establishment, mucho menos las víctimas de nadie, son personas poseídas por una fuerza pionera que realmente los deja en las posiciones más inesperadas del compás político.

Acercándome peligrosamente al autoritarismo :S

Vuelta al materialismo

En estos tiempos donde cualquier cosa es motivo de una reivindicación afectada y traumafílica, es importante volver a la lucha por las condiciones materiales de las mayorías en lugar de pretender que todo el mundo adore nuestra individualidad.

Irie Jones, precioso personaje de White Teeth de Zadie Smith:

We are so convinced on the forgiveness of ourselves and the goodness of our love we can not bear to believe that there might be something more worthy of love than us, more worthy of worship. Greeting cards certainly tell everybody deserves love. No, everybody deserves clean water, not everybody deserves love all the time.

Strategic Network Manager, an exchange with David Graeber

Most of us like to talk about freedom in the abstract, even claim that it’s the most important thing for anyone to fight or die for, but we don’t think a lot about what being free or practicing freedom might actually mean  What a genuine free society might actually be like?

David Graeber in Bullshit Jobs

On 2017, David Graeber was doing research for his last book Bullshit Jobs, we had a brief email exchange about it and I shared with him my involvement within a bullshit scheme. He was super nice, gave me some comments and it was really cool to experience how approachable he was.

A bullshit job is a pointless occupation, nor the worker nor the employer can justify its existence and, moreover, both feel obliged to pretend that this is not the case. The existence of these jobs is problematic because they constitute most of the workforce and their purpose is basically just to maintain decadent capitalistic morals of competition and power. Also, Graeber explains that bullshit jobs are a form of psychological violence, because it is certainly not nice that such a ridiculous arrangement where you will never find fulfillment is central to your life.

While the book mostly focus on the private sector, I said to David that bullshit jobs exist in the not-for-profit world too, and while he knew about scams within charity circuits we agreed that my experience was a more sophisticated type of bullshit cycle. I’m not going to share the whole exchange, I actually censored some parts of my message to avoid conflama but hopefully this tiny think piece on exploitative business models in the philanthropy world can ignite some change.

I’ve been thinking a lot on Graeber’s work since he passed away a couple of weeks ago, I reflected on how important his work was for me, I even shared some of his ideas with my students yesterday. His level of clarity and theoretical innovation is my inspiration and I hope I can adopt that spirit for my own practice. It’s weird but I also have to admit that I felt some satisfaction, some comfort of being informed about his death by many friends. It was comfort about being effective in transmitting his vision, that for sure is his merit for his capacity to synthesize complex philosophical theories and connect them with real people affairs, a level of clarity that even stays in the minds of drunk, stoned millenials. Again, being just a bit like him would be a dream for me.

Rest in power, legend.


Dear David

I’d like to share my experience in a bullshit job.

I worked in a Latin American non-profit dedicated to ▓▒░(°◡°)░▒▓. Among the subjects this organisation claimed to cover were ┬─┬ノ( º _ ºノ), (x(x_(x_x(O_o)x_x)_x)x) and ଘ(੭ˊᵕˋ)੭* ੈ✩‧₊˚. All really relevant issues, however, in strictly practical terms, all these well-intentioned objectives are meaningless in the industry of international NGOs. A bullshit industry.

Most of the funding to do this ▓▒░(°◡°)░▒▓ work comes from big international foundations such as the Soros or the Ford Foundation, also from governmental «aid» programs of wealthy countries such as the United States, the Netherlands or Sweden. They give funds to intermediary organisations, most in the first world too, they keep a big piece of the cake (I’ve even seen grants of 11 million dollars!) and the rest is given to organisations like the one where I worked, which claims to be a regional institution and it is based in South America.

But the chain doesn’t finish there. My job was to receive those funds, keep a big part of them for the organisation and spend the minimum possible contracting the actual work (as educational workshops, research, lobbying) to local parties.

It would not be uncommon to see a flow of money like the following:

        • Big donor gives global NGO based in the US 11M USD to do local work in the global south
        • NGO based in the US subgrants 50K to regional NGO (where I worked)
        • Regional NGO pays less than 1K USD to local researcher or trainer and then reports her work to the global NGO so they can report it to the big donor.

Since university I’ve been a feminist activist and participated in a lot of anti-capitalist instances. I honestly thought that working in an NGO would be much less depressing than in the private sector (been there too and it was hell), but the structure I’ve just described is practically taken from a manual of exploitation and colonialism. Sometimes I think I would prefer to do that kind of job in a corporation that is openly parasitical since the narrative of the supposedly benevolent «human rights» industry makes everything worse, these people love money and power as much as a regular CEO and it is obvious how convenient it is for everybody that the problems these people claim to be solving stay unresolved.

Congratulations on your work, I loved The Utopia of Rules. Hope my testimony is helpful :)

Danae

Comuna de El Bosque

quisiera hacer un elogio
de la inmundicia, la miseria, la droga y el suicidio:
yo, poeta marxista privilegiado,
que posee instrumentos y armas ideológicas para combatir

-Pier Paolo Pasolini

Utopian deepfakes

No technology will solve a social problem, that’s a lesson I’ve learned after years of working on public interest tech and its intersection with art and activism.

While deepfakes and synthetic media in general, represent a new threat for democracies worldwide, it is the emergence of fascism in digital environments, a cultural phenomenon, the one that has facilitated and promoted the dissemination of fake content despite its visual accuracy.

In South America for example, fake content promoted by fascists is not really sophisticated visually, however, it has been useful for the spread of ideologies of hate that have installed conservative and authoritarian right-wing regimes in places such as Brazil, Chile, and Bolivia.

I think we need an affirmative vision rather than a palliative approach that will alarm society on the problematic consequences of synthetic media. I believe we are in front of a technology that provides us with an unique opportunity to release our imagination and address a millenary philosophical question: what is reality?

I have a vision of deepfakes that will advance communist horizons. Fictitious devices that will address central struggles of our time. I want to project those utopian visions in the form of deepfakes.

En la oscuridad se encuentra de todo

En la luna

Vive una liebre

Que fabrica el elixir de la inmortalidad

Pero no se lo entrega a cualquiera

Las criptomonedas no te han hecho rico
y la universidad fue una estafa
no serás un carismático líder político
pero por más que lo desees tampoco serás un empresario

Una serpiente se está enrollando en tu cuerpo
y te preguntas a dónde se fueron todas las mujeres.
Estás en el computador divulgando esas conspiraciones hediondas a soledad
que ya ni siquiera enojan a la gente.

Hoy te quiero decir
Vuelve
Eres bienvenido
En serio
Vuelve
No me digas que no
Vuelve
Vuelve

¿Pero qué podría ofrecerte yo?

Perdona si esto da la impresión de que mi pensamiento está hablando por ti
en Rotterdam hoy están lloviendo hachas y a los cinco minutos está saliendo el sol.

Gatito montés de los semidesiertos
Depredador esquivo
Al menos deberías saber
que voy a recordar por siempre

Todas las veces que me defendiste

De la gente que no me soportaba

Por bailar al ritmo

De nuestra propia canción

Feminist essentials <3

Mi amiga Daniela, neurocientífica brillante, me pidió hace unas semanas recomendaciones de literatura feminista. Me emocioné con la petición y con la humildad de mi amiga. Sentí que a veces me pongo tan perdida en sofisticaciones filosóficas que se me olvida lo más básico: todas esas autoras fantásticas gracias a las que estoy donde estoy.

Así que pongo acá las recomendaciones que hice para que no se me olviden nunca <3

Sigue leyendo Feminist essentials <3